Menu

martes, 27 de octubre de 2015

Tarta de calabaza

Me encanta la calabaza. Sobre todo asada, calentita... ¡se me hace la boca agua sólo pensándolo!
Normalmente la uso para hacer cremas (en versión salada) o flan (en versión dulce que me gusta más). Esta vez, os traigo una tarta con una textura extra suave que contrasta con la base, más consistente y crujiente.
La hice para la cena del sábado pasado y casi tengo que esconder el trozo que veis en la foto. ¡Voló!

tarta de calabaza
 
 
Vamos a utilizar un molde de unos 25 cm de diámetro.
Os voy a poner la receta de la masa, que podéis utilizar con cualquier relleno (es una masa "comodín"). Pero si no os apetece hacerla o vais con prisa, podéis comprar una lámina de masa quebrada y listo.
 
Ingredientes para la masa:

- 200 g de harina de todo uso
- 1/2 cucharadita de sal
- 110 g de mantequilla
- Agua

Ponemos la harina, la sal y la mantequilla en el bol de la batidora con las varillas, y amasamos a velocidad baja hasta que todo esté bien mezclado. Quedará con una textura arenosa. A continuación añadimos una cucharada de agua y seguimos mezclando hasta obtener una masa homogénea. Si sigue estando arenosa, aumentamos la velocidad y añadimos otra cucharada de agua.

Sacamos la masa de la batidora y hacemos una bola. La envolvemos en papel de plástico transparente y la dejamos reposar 1 hora.

Precalentamos el horno a 170º.
Enharinamos un poco la superficie de trabajo y extendemos la masa con ayuda de un rodillo. Debe ser un poco más grande que el diámetro de nuestro molde.

Engrasamos el molde y lo cubrimos con la masa cortando el exceso de los bordes con un cuchillo afilado.

Ponemos encima papel de horno y sobre este unas legumbres secas.
Horneamos unos 10 minutos. Quitamos el papel y las legumbres y horneamos 10 minutos más. Reservamos.

Ingredientes para el relleno de calabaza:

- 1 huevo M
- 425 g de puré de calabaza (lo podéis hacer asando la calabaza, cociéndola o lo podéis comprar ya hecho. A mi me gusta más asar la calabaza, pero es cuestión de gustos)
- 235 ml de leche evaporada
- 220 g de azúcar blanquilla
- 1/4 de cucharadita de clavo en polvo
- 1 cucharadita de sal
- 3/4 cucharaditas de canela en polvo
- 1/4 de cucharadita de jengibre en polvo
- 1 cucharada de harina

 Precalentamos el horno a 170º.
En un bol grande ponemos todos los ingredientes y removemos hasta que todo esté perfectamente ligado y no queden grumos.

Vertemos la mezcla encima de la masa que habíamos preparado, y horneamos unos 35-40 minutos hasta que esté bien cuajado (al moverlo, el centro no debe temblar. También podéis pinchar con un palillo y si sale limpio, ya está hecho).

tarta de calabaza


¡Veréis como huele vuestra cocina!
Dejamos enfriar por completo y espolvoreamos un poquito de canela por encima.
Lo podemos acompañar con un poco de crema o nata montada. ¡Está deliciosa!

¡Besos!

Fuente: Libro "Las recetas de la pastelería Hummingbird"

1 comentario:

  1. ¡¡Me encanta!! Y es muy parecida a la que yo hago :-)
    También prefiero la calabaza asada a cocida, a parte de un sabor más rico e intenso, no tienes problemas con el agua que suelta :-)

    ResponderEliminar