Menu

martes, 19 de agosto de 2014

Pastas de sésamo y miel

Estas pastas son ideales para los que no son muy golosos ya que no son muy dulces. Tienen un sabor muy rico y me encantan mojaditas en el café con leche. Aunque para mi gusto, les falta dulzor. Pero no os fieis de mi criterio sobre lo dulce porque yo tengo tendencia a lo empalagoso.

Pastas de sésamo y miel



Ingredientes (Con estas cantidades no salen muchas, las que caben en una bandeja de horno):
  • 250 g de harina integral
  • 100 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 huevo L + 1 yema
  • 70 g de miel
  • 2 cucharadas de semillas de sésamo tostado
  • 1 cucharadita de semillas de amapola

Mezclamos los dos tipos de semillas y echamos 2 cucharadas en un bol. Añadimos la mantequilla, la harina, el huevo y la miel.
Trabajamos con los dedos hasta obtener una masa homogénea. Formamos un cilindro de unos 4 cm de diámetro y envolvemos en papel film. Lo metemos en la nevera unas 2 horas.
Pasado este tiempo, precalentamos el horno a 180º.  Sacamos del papel film y lo vamos cortando en rodajas de ½ cm (más o menos). Vamos colocando las pastas sobre una bandeja de horno cubierta con papel vegetal y las pintamos con la yema de huevo batida y espolvoreamos con el resto de semillas.
Horneamos unos 15-20 minutos, hasta que estén bien doraditas.
Sacamos del horno y dejamos sobre una rejilla hasta que se enfríen.
Consejo: cuando se haya cumplido el tiempo de horneado, coger una de las pastas que sean más feas (las de los extremos que siempre quedan peor) y partirlas por la mitad para comprobar si por dentro están hechas. Lo digo porque yo tuve que volverlas a meter unos minutos más ya que no se habían hecho bien por dentro (aunque por fuera estaban doraditas).
Fuente: revista Lecturas 

No hay comentarios:

Publicar un comentario