Menu

miércoles, 30 de abril de 2014

Tarta de ricotta y champinones

¿Cómoooooooooo? ¿Una receta salada? ¿Se ha vuelto loca? No. Ni me he vuelto loca ni me han abducido los extraterrestres ni nada parecido.
De vez en cuando (muy de vez en cuando) hago alguna receta "normal", de las de comer todos los días. Y a veces, hasta me salen bien... misterios de la vida.

tarta ricotta y champiñones
 

Esta tarta está buenísima, la combinación de ingredientes me parece genial y la masa está riquísima.


Voy a poner la receta tal cual la encontré que fue como yo la hice, pero os recomiendo que pongáis menos queso ricotta. Creo que estará mejor.

Ingredientes para la masa:
  • 120 g. de harina
  • 1 pizca de sal
  • 1/2 cucharadita de azúcar
  • 60 g. de mantequilla fría
  • agua helada
Ingredientes para el relleno:
  • 250 g. de queso ricota (la próxima vez pondré unos 150-175  g.)
  • 30 g. de queso parmesano, y un poco más para espolvorear
  • 1 pizca de sal
  • Pimienta en grano
  • 2 yemas de huevo grandes
  • 2 cucharaditas de crema para cocinar (o nata para cocinar)
  • Tomillo fresco picado
  • 3 puñados de champiñones limpios y cortados en trozos grandes (yo mezclé varios tipos de setas)
  • 1 cebolla pequeña cortada en dados
  • Sal
Preparamos la masa.
Mezclamos la harina, la sal y el azúcar. Añadimos la mantequilla y mezclamos con las manos hasta que los trozos más grandes de mantequilla sean del tamaño de una almendra.
Añadimos agua helada poco a poco hasta que tengamos una masa que no se nos pegue (no debe quedar húmeda).
Formamos un disco, lo envolvemos con papel transparente y lo metemos en la nevera unos 40 minutos.

Preparamos el relleno.
Calentamos un poco de aceite y freímos la cebolla hasta que empiece a estar blandita. Añadimos los champiñones y cuando empiecen a ablandarse los retiramos del fuego. Salpimentamos.

Mezclamos el queso ricotta, el parmesano, una yema de huevo, sal y pimienta y el tomillo, en un bol. Reservamos.

Esparcimos queso parmesano sobre una hoja de papel de horno y encima, estiramos la masa con el rodillo hasta conseguir un círculo de unos 20 cm de diámetro.
Rellenamos con la mezcla de queso y encima los champiñones, dejando unos 3 cm de borde. Levantamos el borde llevándolo hacia el centro y volvemos a meterlo en la nevera.

Precalentamos el horno a 220ºC.
Mezclamos la otra yema de huevo con la crema y pintamos el borde de la tarta. Espolvoreamos el borde con parmesano y tomillo.
Horneamos 10 minutos, bajamos la temperatura a 200ºC y horneamos 20 minutos más hasta que los bordes estén bien dorados.

Sacamos del horno y servimos templada.

¡Espero que os guste!

No hay comentarios:

Publicar un comentario