Menu

sábado, 25 de enero de 2014

Mega-muffins de chocolate

Estos muffins deben ser pecado, seguro. Están buenos a rabiar.
Había una canción (no recuerdo de quien era) que decía algo como: "todo lo que me gusta es pecado o engorda". Pues eso...

muffins de chocolate
Yo además los hago de tamaño XXL. Puestos a pecar que sea a lo grande ¿no?
A mi me gusta tomarlos en el desayuno. Me preparo mi taza de café con leche calentita y me acomodo en la silla. Cojo uno (el más gordo), le quito el papel despacio, lo huelo, lo parto por la mitad y le doy un mordisco. ¡De vicio!
Así da gusto empezar el día. Te vas a trabajar con otra cara.

Y lo mejor de todo es que son facilísimos de preparar.
Con estas cantidades me salen 13 muffins gordos. Si, 13 y me da mucha rabia porque mi bandeja es de 12, así que, para no poner uno solo en una segunda tanta, utilizo un molde de silicona individual y lo pongo al lado de la bandeja (medio en equilibrio).

Ingredientes:
  • 115g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 150g de chocolate negro finamente troceado + 180g de chocolate negro en trozos grandes
  • 325g de harina
  • 1 cucharadita de levadura química tipo Royal
  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 1/2 cucharadita de sal 
  • 1 cucharadita de pasta de vainilla
  • 125g de azúcar moreno
  • 2 huevos L
  • 180ml de leche 
  • 1 cucharadita de zumo de limón
  • 100g de chocolate blanco partido en trozos
Precalentamos el horno a 180º. Ponemos las cápsulas en la bandeja.

Mezclamos la leche con el zumo y dejamos reposar unos 10 minutos.

Derretimos los 150g de chocolate negro junto con la mantequilla al baño maría.

Retiramos del fuego y dejamos templar.

En otro bol, tamizamos juntos todos los ingredientes secos: harina, sal, levadura y bicarbonato. Reservamos.

Con unas varillas batimos la mezcla de chocolate y mantequilla con el azúcar. A continuación incorporamos los huevos, la leche, la vainilla y, finalmente, con ayuda de una espátula, incorporamos la harina y mezclamos lo justo para que se integre.

Añadimos los trozos grandes de chocolate negro y los de chocolate blanco.

Repartimos la masa en las cápsulas, llenándolas hasta al menos 3/4 de su capacidad (yo los lleno más ¡y así me salen!). 

Horneamos unos 25 minutos.

Los sacamos y los dejamos templar en el molde. 
 
muffins de chocolate
 
 Fuente: Objetivo: cupcake perfecto

No hay comentarios:

Publicar un comentario