Menu

lunes, 25 de noviembre de 2013

Cupcakes de chicle y talleres

Hace unos días me atreví con un taller de cupcakes. Las "alumnas" fueron las amigas de mi hija Paula y aunque, estaba un poco acongojada (que suena mejor) porque no sabía que tal saldría, tengo que reconocer que me lo pasé genial y salieron unos cupcakes muy chulos.

cupcakes de chicle
Preparamos dos recetas, cupcakes de chocolate (la receta la publiqué aquí) y cupcakes de chicle. Tenía muchas ganas de probarlos y esta era una ocasión perfecta. La receta es de Alma Obregón (Objetivo cupcake perfecto). Ahí va:


Ingredientes: (para 12 cupcakes o 48 mini cupcakes)
Para el bizcocho:
  • 115 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 200 g de azúcar blanco
  • 3 huevos M
  • 200 g de harina
  • 1 cucharadita y media de levadura Royal
  • 120 ml de leche semidesnatada
  • 1 cucharadita de chicle en pasta (o aroma de chicle al gusto)

Para la crema:
  • 250 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 250 g de azúcar glass 
  • 1 cucharadita y media de chicle en pasta (o aroma de chicle al gusto)
Precalentamos el horno a 180º.
Preparamos la bandeja para cupcakes con 12 cápsulas de papel.
Tamizamos la harina con la levadura química en un bol y reservamos.
Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que se integren y la mezcla se aclare.
Añadimos los huevos, uno a uno, batiendo hasta que se incorporen.

Agregamos la mitad de la harina y batimos a velocidad baja hasta que se incorpore. A continuación, añadimos la leche y volvemos a batir.
 Agregamos la otra mitad de la harina y batimos a velocidad baja hasta que la mezcla sea homogénea.
Añadimos el chicle en pasta, ajustando el sabor a nuestro gusto.
Repartimos la mezcla en las cápsulas, sin llenarlas más de 2/3.
Horneamos 20-22 minutos o hasta que un palillo salga limpio. Dejamos enfriar los cupcakes en el molde 5 minutos y después pasamos a una rejilla, hasta que se enfríen por completo.

Tamizamos el azúcar glass y lo colocamos en un bol junto con la mantequilla. Cubriendo el bol, batimos a velocidad baja un minuto.
Después subimos la velocidad y batimos al menos otros 5 minutos a velocidad media-alta. El buttercream se volverá casi blanco y su textura pasará a ser muy cremosa.
Añadimos el chicle en pasta (o el aroma en su defecto) y batimos hasta que se integre. Decoramos los cupcakes, ya fríos.

Lo mejor de todo fue ver como decoraban los cupcakes. Lo de "menos es más" no iba con ellas, ¡¡a algunas no se les veía el buttercream!!
Es una pena que no tenga fotos...

¡Este fin de semana repetimos!

2 comentarios:

  1. Las niñas disfrutaron muchisimo y además ... estaban buenisisimos!!!! Un 10 para la profe!
    Carmen

    ResponderEliminar