Menu

viernes, 6 de septiembre de 2013

Tarta fondant blanca


Me gustan mucho las tartas decoradas con fondant. Este material da mucho juego, permite múltiples decoraciones y "viste" mucho a una tarta.
Dependiendo de la ocasión para la que se haga la tarta, la decoración cambia. Las tartas para cumpleaños suelen tener colores brillantes, las de bautizos son más "pastelonas", las que se hacen para despedidas de solteros más picantes...

Pero a mi las que más me gustan son las blancas. Me parece que quedan muy elegantes y necesitan poca decoración para estar bonitas.

tarta fondant dos pisos

Supongo que me gustan porque las asocio a las bodas, y a mi todo lo que tenga que ver con bodas me gusta (si, confieso que mi vocación frustrada es ser ¡¡organizadora de bodas!! A cada uno le da por una cosa...).

Esta tarta la hice para el Día de la Familia del colegio. No tuve mucho tiempo porque fue una semana un poco complicada, pero a los niños les hacía mucha ilusión que llevara algo, así que, ahí estaba yo, a las 2 de la mañana (otra vez) intentando no complicarme mucho con la decoración, pero que quedara lo mejor posible.



 La flor me costó un poco porque era la primera que hacía (después de ver un par de vídeos en Internet, que es como mejor se aprende, ¿o no?), además no se que pasaba ese día (o mejor dicho esa noche) pero el fondant se secaba y los pétalos se agrietaban.
Al final creo que quedó bien. Era una tarta sencilla pero, como dice Paula, muy mona.

flor de fondant


Y estaba buenísima (el bizcocho de chocolate nunca falla). No quedó nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario