Menu

martes, 3 de septiembre de 2013

Tarta de mamá oso o American Apple Pie

Una de mis tartas favoritas es sin duda la típica tarta de manzana americana. Me encanta comerla calentita acompañada de un buen helado de vainilla.
Nunca la había hecho, así que aproveché que el sábado teníamos unos invitados muy especiales (Bea madrina, Ángel y familia) y me decidí a hacerla.


apple pie o tarta de manzana

Cuando llegaron, Ángel entró en la cocina para dejar una deliciosa coca de verduras que habían hecho y dijo al ver la tarta: "¡Bea, hay una tarta de mamá oso en la cocina!"
No lo había pensado nunca, pero es cierto, es la típica tarta de los cuentos, la que dejan en la ventana de la cocina para que se enfríe, la que hacía Blancanieves para los siete enanitos...



Tuvo bastante éxito, porque a todos los que la probaron les gustó mucho. Y es que salió una tarta muy grande, así que la pude repartir, cosa que me encanta.

La receta la saqué del blog de El rincón de Bea. Vamos con ella.

Ingredientes para la masa (para un molde de unos 25 cm)

- 250 g de mantequilla fría cortada en cubitos
- 425 g de harina de repostería (harina con levadura)
- 2 cucharadas de azúcar
- 1/2 cucharadita de sal
- 125 ml de agua helada

Vamos a utilizar la Thermomix o un robot de cocina similar.
Metemos todos los ingredientes en el vaso de la Thermomix, excepto el agua y mezclamos unos 10 segundos a velocidad 6. Debe quedar como una arena fina.
Añadimos el agua poco a poco y seguimos mezclando a la misma velocidad hasta que se haga una bola que no se pegue a las paredes del vaso.

Sacamos la masa y la dividimos en dos partes iguales. Colocamos cada una sobre dos hojas de papel de horno (porque la masa es bastante pegajosa) y aplastamos un poco hasta obtener dos discos de unos 15 cm de diámetro.
Lo metemos en la nevera al menos 1 hora (lo podemos dejar toda la noche).

Sacamos uno de los discos de la nevera y lo ponemo de nuevo entre dos hojas de papel de horno ligeramente enharinadas. Extendemos la masa con el rodillo hasta que tenga unos 30 cm de diámetro.
Engrasamos con mantequilla el molde y colocamos la masa dejando que los bordes sobresalgan un poco. Metemos el molde con la masa de nuevo en la nevera mientras preparamos el relleno.

Ingredientes para el relleno

- 6 manzanas grandes (3 ácidas y 3 dulces)
- 150 g de azúcar moreno
- la ralladura de un limón
- 2 cucharadas de maicena
- 1/2 cucharadita de canela
- 1/4 de cucharadita de nuez moscada
- 1/4 de cucharadita de sal
- 2 cucharadas de mantequilla fría cortada en cubitos pequeños

Pelamos las manzanas y las cortamos en láminas de medio cm de grosor. Las ponemos en un bol con el resto de ingredientes, excepto la mantequilla, y mezclamos bien con las manos. Dejamos que repose unos 5 minutos.

Sacamos el molde que habíamos metido en la nevera y echamos dentro la mezcla de manzanas. Repartimos por encima los cubitos de mantequilla.

Sacamos el disco de masa que tenemos todavía en la nevera y lo extendemos igual que el anterior. Cubrimos la tarta con él, mojando ligeramente con agua los bordes de la masa para que se pegue con la de abajo.
Cortamos los bordes sobrantes y sellamos bien (yo me ayudé de un tenedor).

Hacemos unos cortes en la parte superior para que pueda salir el vapor, pintamos con un poco de leche y espolvoreamos con azúcar y canela.

Precalentamos el horno a 220º y metemos la tarta 15 minutos. Pasado este tiempo, bajamos la temperatura a 190º y horneamos unos 50-60 minutos más. Estará hecha cuando veamos burbujear las manzanas por los cortes que hemos hecho.

Sacamos y dejamos enfriar, dentro del molde, sobre una rejilla.

Mi consejo es que la comáis templada (o mejor calentita) acompañada de un buen helado de vainilla.



apple pie o tarta de manzana

No hay comentarios:

Publicar un comentario