Menu

sábado, 17 de agosto de 2013

Pan casero exprés


Me encanta el olor del pan recién hecho. Cuando lo sacas del horno, calentito y toda la cocina se llena con ese aroma tan característico…, se me hace la boca agua.
Creo que es una de las cosas que más me gustan, hacer pan en casa, pero reconozco que no tengo paciencia para los largos tiempos de reposo que necesitan la mayoría de los panes.
Por eso, cuando descubrí esta receta (directo al paladar) me puse loca de contenta porque ni necesita reposo ni ingredientes “raros” (lo de la masa madre me agobia un poco). La probé, me encantó y desde entonces es la que hago siempre.
pan casero exprés
 

Es muy fácil, sólo hay que tener en cuenta dos cosas:
1.   El horno debe estar frío
2.   Se necesita un recipiente con tapa. Yo utilizo uno como este:


Lo demás es pan comido (¡qué chispa tengo!).

Ingredientes:
-      305 g de harina de fuerza (yo la compro en Mercadona)
-      175 ml de agua
-      20 ml de aceite de oliva
-      15 gr de levadura fresca (la que viene en cubitos, también la compro en Mercadona). Se puede sustituir por 8 g de levadura seca (de panadero)
-      1 cucharadita de sal

Si utilizamos Thermomix:
Ponemos en el vaso el agua, el aceite y la levadura ligeramente desmenuzada, y programamos 2 minutos, temperatura 37°, velocidad 2.
Después añadimos la harina y la sal y programamos 10 segundos, velocidad 6. A continuación  programamos 2 minutos, velocidad espiga.
Sacamos la masa y lo amasamos un poco con las manos para darle forma de bola.
De forma manual:
Ponemos la harina y la sal en un bol y desmigamos sobre ella la levadura. Añadimos el agua y el aceite y amasamos hasta que la masa quede elástica y no se nos pegue en las manos. Aquí hay que tener un poco de paciencia porque esto nos puede llevar unos 10 minutos.
Después hacemos una bola.

A partir de aquí es igual para los dos métodos.
Ponemos la bola dentro del recipiente que vamos a meter en el horno, el cual habremos engrasado un poco con aceite. Pincelamos  un poco la masa con aceite y le hacemos unos cortes en la parte de arriba.
Ponemos la tapa al recipiente y lo metemos en el horno (recordad que debe estar frío) a 220° durante 40-45 minutos.
Y este es el resultado:
pan casero exprés
 

Cuando lo hago para el desayuno le añado muesli a la masa. A veces también le pongo pipas, semillas de amapola, trozos de aceitunas… lo que se me ocurre.
Si lo guardáis en una bolsa de plástico cerrada, aguanta casi una semana, ¡aunque no creo que os dure tanto!

3 comentarios:

  1. Desde luego, el que probamos el otro día en tu casa estaba buenísimo.

    ResponderEliminar