Menu

miércoles, 7 de agosto de 2013

Galletas veraniegas


Para celebrar que empezábamos las (cortas) vacaciones en el trabajo, pensé hacer unas galletas con motivos veraniegos.
Rebusqué entre mis cortapastas pero no encontré ninguno que hiciera referencia al verano, así que, con la excusa de hacerme con alguno de ellos me fui a la tienda (¡mi perdición!).


Cada vez que voy a una tienda de artículos de repostería y decoración salgo cargada porque siempre veo cosas nuevas para mi y no puedo resistirme, ¡tengo que probar eso!
Este verano he descubierto una tienda que me tiene enamorada. Está en Bétera y se llama Mas Que Tartas & Cookies. Es pequeñita y con mucho encanto, y las chicas que trabajan allí son majísimas (lo siento, pero no se como se llaman).

Además de dos latas monísimas para guardar galletas,

cajas de galletas

colorantes para fondant, un cutter y alguna cosa más, compré unos cortapastas con forma de helado, que no eran lo que buscaba, pero no había nada más. ¡Se habían agotado! Como cuando vas en Agosto a comprarte un bikini y ves que solo quedan los más feos y de las tallas más raras (hay que comprarlos en Abril...).

Preparé la masa (la receta la pongo más abajo), la extendí y probé los cortapastas nuevos, pero no me convencían (o sea, que no los tenía que haber comprado). Yo quería algo más "desenfadado", así que me puse a mirar los libros de decoración de galletas que tengo y encontré unas monísimas con forma de bikini (como los que no te puedes comprar en Agosto) y de estrella de mar.
Como no eran muy complicados, corté las galletas "a mano" con el cutter nuevo y no salieron mal.

galletas veraniegas
 
 
Si os fijáis, son de color negro. Es porque no me apetecía hacer la clásica receta de galletas de mantequilla para decorar, así que las hice de chocolate.
Esta receta está sacada de un libro que me encanta: Biscuiteers Book of Iced Biscuits, la llama Super Chocolatey Biscuits. ¡Como no van a estar buenas con ese nombre!
 
Ingredientes (para unas 24 galletas):
 
- 275 g de harina (de la normal)
- 100 g de harina con levadura
- 75 g de cacao en polvo
- 125 g de azúcar
- 125 g de mantequilla con sal (cortada en cuadraditos)
- 125 g de golden syrup (lo venden en tiendas de repostería. Se puede sustituir por miel de caña)
- 1 huevo grande, ligeramente batido
 
Tamizamos los dos tipos de harina y el cacao en un bol. Le añadimos el azúcar y lo mezclamos bien.
Añadimos la mantequilla y amasamos con las manos (esto a los niños les encanta, ¡y a mi también!).
Cuando la mantequilla esté totalmente incorporada, hacemos un hueco en el centro de la masa y añadimos el golden syrup y el huevo.
Mezclamos bien hasta que se forme una bola. Dividimos la masa en dos y las extendemos.
Lo metemos en la nevera unas horas.
 
Cortamos las galletas y las horneamos a 170º unos 14-18 minutos (yo puse 180º).
Las dejamos enfriar sobre una rejilla y las decoramos con glasa.
 
¡Y a comer!

No hay comentarios:

Publicar un comentario